jueves, 17 de septiembre de 2020

POLLO ASADO CON CERVEZA Y LIMÓN (TRADICIONAL)


Pollo a la cerveza si, pero en lugar de usar una cerveza "normal" he usado la cerveza con limón que recibí en mi última caja Disfrutabox. Por supuesto que podéis hacer esta misma receta con otro tipo de cerveza, eso sin ningún problema.

Esta es la receta de pollo de mi madre. Por fin he conseguido que me saliera igual, por fín!! Ella utiliza indistintamente vino blanco o cerveza, así que a vuestra elección, seguro que os sale bien. 

Lo que desde mi punto de vista es imprescindible usar en esta receta son las especias para pollo. Estas mías me las compran mis padres, las venden en el mercado de la boquería y la verdad es que no puedo decir lo que llevan pero dan un sabor buenísimo al pollo.

Este pollo, junto con una ensalada de tomate raff, aliñada con sal en escamas  y un chorro de aceite virgen extra, hacen una comida completísima.




Disfrutabox como siempre nos envía una magnífica caja. Esta es la correspondiente al mes de agosto (la recibimos al mes siguiente), y le han puesto de nombre "un, dos, tres... Escondite Inglés". El verano llega a su fin y con él comienza un nuevo curso laboral, escolar y de rutinas diarias. Toca afrontar una nueva etapa, y para que lo hagamos con el mejor de los ánimos, Disfrutabox  nos hace llegar una nueva caja, nutritiva y cargada de energía para que afrontemos el día a día con fuerza e ilusión.

Os recuerdo que si queréis suscribiros a Disfrutabox os sale tan solo por 9,99 €, la primera caja, si al suscribiros introducís el código QUERICO.

INGREDIENTES:

Un pollo troceado (puede ser entero, sólo muslos, etc)
1 cerveza con limón
El zumo de un limón
2 cucharadas de postre de especias para pollo
Sal y pimienta
Aceite

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC  con calor arriba y abajo y ventilador.

Salpimentamos los trozos de pollo, y los depositamos en la bandeja del horno con la piel hacia arriba, a la que previamente habremos añadido un chorro de aceite.

Añadimos más aceite, esta vez por encima de los muslos de pollo, y espolvoreamos por encima las hierbas provenzales, abundantemente, y el zumo de limón.

Vertemos la cerveza con limón en la bandeja y horneamos durante 40 minutos aproximadamente. A mitad de cocción regamos los muslos con el aliño, para evitar que se resequen mucho. Esta operación la repetiremos varias veces.


Os voy a enseñar, como cada mes, todo lo recibido en esta última caja Disfrutabox, una caja que estoy encantada de recibir. Este mes, además, viene con unos productos extra que enseguida os enseñaré.

Y qué es lo que ha venido en la caja de este mes? En total 13 productos con un valor total de 20,58  € (sin contar el importe de los productos extra) y que os relato a continuación:



1- Anatomicals smooth butts love coconuts, 5,99 €. Se trata de una loción corporal de uso diario, enriquecida con vitamina E y extractos de frutas
2- Porridge avena go! con cacao y baobab, de Asana Bio. 1,99 €. Está elaborado sólo con ingredientes naturales y procedentes de agricultura ecológica certificada, sin azúcar añadido y con una base de avena.
3- Nescafé black roast, de Nescafé. 5,45 €. Es un nuevo café que, gracias a su tueste especial más intenso, desarrolla una nueva dimensión de intensidad tanto en el aroma como en el sabor.
4- Lipton té verde, 1,24 €. Lipton es la marca líder mundial de té frío, y como tal, apuesta continuamente por la innovación con nuevos sabores y formatos.
5- Amstel Radler tostada 0,0, 1,24 €. Una cerveza con sabor a malta tostada, sabores cítricos, dulzor equilibrado y fácil de beber.
6- Celta crecimiento, de Leche Celta. 0,99 €- Con ácidos grasos Omega-3, rica en 12 vitaminas, calcio y fósforo y fuente de hierro. Está pensada especialmente para niños a partir de 3 años.
7- Choco Krispies de kellogg. 2,7 €. Hechos con granos de arroz inflado, sin colorantes ni edulcorantes artificiales y con más cacao premium.
8- Whiskas Casserole, de Whiskas. 0,98 €. Esta comida para gatos contiene trocitos mucho más tiernos y suculentos que le encantarán.
9- Producto EXTRA, desodorante Lactovit. Me encanta que me haya tocado, es una marca que me encanta.
10- Producto EXTRA, San Pellegrino Essenza. Esta bebida le encanta a mi marido, así que creo que ha sido también una suerte recibirla como producto extra.

Y aquí acabo con la caja de este mes. En general buenísima,no le pongo pega a nada.


Disfrutabox es una caja mixta, es decir en ella viene tanto cosmética como productos del hogar y alimentación. Cada mes recibimos al menos 5 productos tamaño real o viaje cada mes en tu domicilio.

Son tres cajas en una ya que recibimos productos de belleza o de cuidado personal, productos para el hogar y productos de alimentación.

Por sólo 15,91 € al mes en concepto de gastos de envío y manipulación, disfruta de la caja  Disfrutaboxentregada directamente en tu casa o lugar de elección. De todas maneras, si al suscribiros introducís el código QUERICO, la primera caja sólo os costará 9,99 €.

lunes, 7 de septiembre de 2020

CÓMO CONSERVAR LA MASA MADRE – CÓMO REFRESCAR LA MASA MADRE - CÓMO EVITAR LA ACIDEZ EN EL PAN

La masa madre es un cultivo simbiótico de las levaduras presentes de manera natural en alimentos, como los cereales, en especial levaduras como la Saccharomyces cerevisae, responsable también de la fermentación del vino y la cerveza, y bacterias presentes en el medio ambiente.

Tradicionalmente ha servido para hacer fermentar el pan, antes de que existiese la levadura comercial. Es el homólogo de términos como sourdough en inglés, Sauerteig en alemán o levain en francés. Es por tanto un tipo de levadura, aunque el pan elaborado con este método se suele denominar “de levadura natural” o incluso “sin levadura”. (fuente Wikipedia)



Una vez hemos conseguido nuestra masa madre, tal y cómo os enseñé en ESTE POST, o siguiendo cualquier otro método, debemos saber qué hacer con ella.

CÓMO LA CONSERVAMOS? Tenemos diferentes opciones: a temperatura ambiente, en la nevera, o en el congelador.

No entraré a desarrollar las tres posibilidades, yo, entre pan y pan, siempre conservo mi masa madre en la nevera. Debemos tener en cuenta, que si pasa mucho tiempo sin utilizarse, esa masa madre estará muy ácida (quiere decir que ya ha consumido todos sus nutrientes). Más abajo desarrollaré el tema de la acidez en los panes, y cómo evitarla.

CUÁNTA CANTIDAD CONSERVAMOS? Tenemos dos opciones. Ya os adelanto que yo he hecho las dos y tengo claro cuál es la mejor opción. Más abajo os lo explico:

1. Conservaremos en nevera una cantidad mínima de masa madre, para usarla toda de una vez y alimentarla para su uso. Esto quiere decir que guardaremos de 5 a 10 gramos de masa madre. Cuando queramos hacer pan, la refrescaremos toda, y una vez hechos los refrescos, volveremos a guardar otros 5 o 10 gramos para las siguientes veces.

2. Conservaremos una cierta cantidad de masa madre, por ejemplo 100, 200 o 300 gramos, que dejaremos en la nevera. Cuando queramos hacer pan, tomaremos la cantidad necesaria de esta masa madre para hacer los refrescos, y seguiremos manteniendo el resto en la nevera.

Respecto estas dos maneras, os recomiendo la primera sin ninguna duda: para hacer una muy buena masa madre no necesitamos partir de una cantidad muy grande, así que no tiene sentido guardar grandes cantidades.

El segundo motivo, más importante, es que esa cantidad grande de masa madre que guardamos en la nevera va cogiendo cada vez más y más acidez, y eso, como veremos en el apartado siguiente, es algo que queremos evitar.

CÓMO EVITAR LA ACIDEZ EN EL PAN: Las levaduras y bacterias que se acumulan en este tipo de masa producen un buen paquete de distintos ácidos durante la fermentación, así que es un hecho incuestionable, siempre va a existir acidez en la masa madre.

Para eliminar esta acidez os doy tres recomendaciones:
1. Hacer dos refrescos (mínimo) a la masa madre antes de hacer pan
2. Empezar a hacer los refrescos con una mínima cantidad de masa madre
3. Refrescar con una proporción grande (veréis ejemplos más abajo), como mínimo 1: 3: 3 (por cada gramo de masa madre, el triple de agua y el triple de harina)

CÓMO LA REFRESCAMOS? Como siempre, esto no es una ciencia exacta. Podemos dar refrescos cortos o largos (hablo de tiempo) cambiando la cantidad de harina con la que alimentamos a la masa madre.  Si queremos dar refrescos largos, multiplicaremos la masa en grandes cantidades.
Si por el contrario, queremos dar refrescos cortos, alimentaremos a la masa madre con menos cantidad de harina.

Pongo texto de Iban Yarza:

“Tú tienes el poder de dar refrescos cortos o largos, cambiando la cantidad de harina con que alimentas a tu masa madre, para tenerla entretenida (para dormir o trabajar) o bien usarla más rápido.

No hace falta que te guardes más de 3 o 5 g de masa madre, ya que eso es todo lo que vas a necesitar la próxima vez. Si solo guardas esos 3 o 5 g, nunca tirarás ni un gramo de masa madre

Realmente la masa madre tiene una capacidad fermentativa y de reproducción brutal, así que puedes dar refrescos largos en los que multipliques la madre en grandes cantidades, también depende de si tu madre lleva 3 meses en la nevera y está mustia o si has hecho pan la semana pasada.

Si haces refrescos muy pequeños 1 a 1, 1 a 2, lo más fácil es que acabes con una masa madre un tanto ácida, ya que la acidez aumenta según pasa el tiempo.

PRIMER EJEMPLO DE REFRESCO:

1. Refresco 8-12 horas, 1 MM, 3 H, 3 A
2. Refresco 2-3 horas, 1 MM, 1 H, 1 A

Primer refresco (8-12 horas): 1 MM, 3 H, 3 A
10 gramos de masa madre       
30 gramos de harina                            
30 gramos de agua                  

Segundo refresco (2-3 horas): 1 MM, 1 H, 1 A
70 gramos de la masa madre anterior               
70 gramos de harina                                        
70 gramos de agua                                         

Tendremos un total de 210 gramos de masa madre, que usaremos para hacer nuestras elaboraciones, una vez hayamos guardado 3-5 gramos para las próximas veces.

SEGUNDO EJEMPLO DE REFRESCO:

1. Refresco 8-12 horas, 1 MM, 6 H, 6 A
2. Refresco 2-3 horas, 1 MM, 2 H, 2 A

Primer refresco (8-12 horas): 1 MM, 6 H, 6 A
3 gramos de masa madre         
18 gramos de harina                            
18 gramos de agua




                  
Segundo refresco (2-3 horas): 1 MM, 2 H,2 A
40 gramos de la masa madre anterior        


       
80 gramos de harina                                        
80 gramos de agua         




                                
Tendremos un total de 200 gramos de masa madre, que usaremos para hacer nuestras elaboraciones, una vez hayamos guardado 3-5 gramos para las próximas veces.

EJEMPLO DE REFRESCO IBAN YARZA: (para conseguir mayores cantidades de masa madre)

1. Refresco, 10 horas, 1 MM 12 H 12 A: 5 gramos de masa madre, 60 gramos de harina y 60 gramos de agua.

2. Refresco, 3 horas, 1MM 1H 1H: 125 gramos de masa madre, 125 gramos de harina, 125 gramos de agua.

No hay que tener miedo de usar poca madre, si está un poco activa y le das temperatura, te sorprenderá, acabarás con panes menos ácidos y tendrás que guardar muy poca. Pensad, por ejemplo, que en la panadería The Loaf Dan Lepard hacía pan de masa madre con sólo 1% de masa madre, sin levadura adicional, simplemente lo dejaba mucho tiempo.


RESUMEN: (según mi experiencia)

1. Guardaremos en la nevera la masa madre
2. Sólo guardaremos de 5 a 10 gramos de nuestra masa madre
3. Haremos dos o tres refrescos antes de hacer pan. De esta manera evitaremos la acidez del pan
4. Para hacer los refrescos, podemos seguir las diferentes proporciones:

Primera proporción (una posible de entre muchísimas)
Refresco 8-12 horas, 1 MM, 3 H, 3 A (10 g MM, 30 g H, 30 g A)
Refresco 2-3 horas, 1 MM, 1 H, 1 A (70 g MM, 70 g H, 70 g A)

Segunda proporción (una posible de entre muchísimas)
Refresco 8-12 horas, 1 MM, 6 H, 6 A (3 g MM, 18 g H, 18 g A)
Refresco 2-3 horas, 1 MM, 2 H, 2 A (40 g MM, 80 g H,8 g A)

Tercera proporción (una posible de entre muchísimas)
Refresco 8-12 horas, 1 MM, 12 H,12 A (5 g MM, 60 g H, 60 g A)
Refresco 2-3 horas, 1 MM, 1 H, 1 A (125 g MM, 125 g H,125 g A)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...